¿En pleno invierno y a punto de elegir una caldera nueva porque, súbitamente, se te ha averiado? ¿Tu caldera ya no funciona? ¿Necesitas cambiarla porque consume mucho?

Hay varios motivos por los que cambiamos de caldera en el hogar y sobre todo durante los meses más fríos en los que el agua caliente resulta tan necesario. Si este año buscas una calefacción que se adapte como un guante a tus necesidades, te proponemos los cuatro principales tipos de calderas y un análisis de sus características básicas para que encuentres lo que buscas. ¡Vamos allá!

 

Cuando nos planteamos instalar en casa una caldera, normalmente valoramos la potencia y calidad del servicio pero, ¿Pensamos en el consumo? Lo cierto es que no es poco común que, por estas fechas, se cambien en función de sí queremos calderas de gas natural, de gasóleo, eléctricas y etcétera. También de la cantidad de agua caliente que necesitamos o de la eficiencia energética que tenía nuestra caldera anterior. 

 

    1. Los 4 tipos de calderas que instalar en casa que debes conocer

  • Calderas murales: Las calderas murales son una de las elecciones que se hacen en los hogares en los que se quiere ahorrar espacio ya que se puede colocar en cualquier rincón del hogar. De hecho, pueden estar en el trastero o en la sala de lavadora sin problema. Su tamaño reducido y su versatilidad las convierten en una opción muy extendida tanto en casas unifamiliares como en apartamentos. Estas pueden ser mixtas o incorporar modernas prestaciones como son el control del termostato de manera inalámbrica.

 

  • Calderas de pie: Las calderas de pie son más potentes y resistentes que cualquier otra. ¿El inconveniente ante este abanico de ventajas? Es difícil de ubicar en un hogar pequeño. Sin embargo, es ideal para una vivienda unifamiliar que tenga una elevada necesidad de agua caliente. Las calderas de pie deben valorarse también en función de su eficiencia energética como sucede en el caso de aquellas de gas natural con las que se puede ahorrar. Por cierto que también puede ser una buena opción para negocios hosteleros con una gran necesidad de agua caliente.

 

  • Calderas de gasóleo: Aunque no entraría dentro de las categorías anteriores ya que nos estamos refiriendo al tipo de combustible utilizado, las calderas de gasóleo  siguen siendo una buena opción para quienes buscan la comodidad de que se pueda instalar la caldera en cualquier lugar. Además de este modo no tendrás que depender de las distribuidoras de gas natural o de electricidad. En cuanto a las desventajas, el precio es bastante elevado, resulta menos eficiente a nivel energético. En resumen, es ideal para espacios en los que no hay instalación eléctrica o de gas natural

 

  • Calderas de condensación: Una última categoría de calderas que debes conocer es la caldera de condensación. Su gran ventaja es que tienen un elevado rendimiento por lo que consumen menos cantidad de gas y, al mismo tiempo, aprovechan más la energía gracias a la condensación del agua. Son, por así decirlo, la versión “verde” y ahorradora de las calderas. ¿Inconvenientes (porque, obviamente, tiene que tenerlos)? Su instalación tiene un coste más o menos elevado y se requiere de un sistema de desagüe para la evacuación de los condensados. 

 

Como hemos podido apreciar, cada una de estas calderas tienen unas características que incluyen ventajas e inconvenientes sobre las demás. Concluimos que las calderas de pie pueden ser ideales para negocios o familias numerosas con un elevado consumo de agua caliente; que las calderas de gasóleo están pensadas para colocar en ese sótano o desván que se emplea como habitación pero en el que no hay posibilidad de instalar gas natural ni otros sistemas, que la caldera de condensación suele ser la que se encuentra actualmente en muchos hogares y que la mural es una versión más fácil de instalar de la de pie. Dicho todo esto, ¡Toca elegir!

 

Ten en cuenta que en nuestra tienda online de calderas tan sólo encontrarás una pequeña muestra de las soluciones que podemos ofrecer! Llama a 93 164 15 48, realizamos presupuestos a domicilio completamente gratuitos tanto en calefacció´n completa, calderas, calentadores, aires acondicionados, aerotérias y todo lo que puedas imaginar!