Si consideras que ha llegado el momento de reemplazar  tu calentador de agua, antes de lanzarte a una tienda o tienda online de calentadores de agua, investiga y elija uno que proporcione suficiente agua caliente para su familia de la manera más eficiente.

Principalmente porqué un calentador con un caudal justo según las personas que vivan en tu hogar limitará el consumo de agua que necesitas trabajará al máximo y no te proporcionará las ventajas de tu ducha de agua caliente ilimitada que necesitas.

Además, te ahorrará mucho dinero a largo plazo

La eficiencia actual de un calentador de agua generalmente se muestra con la etiqueta de eficiencia energética.

Una calificación más alta significa un sistema más eficiente en términos de uso de energía para calentar y almacenar el agua.

Si bien es cierto que en algunas marcas la certificación más alta en su etiqueta energética significa un coste de compra del aparato mayor, te  beneficiará en tu factura eléctrica o del gas a largo plazo y amortizarás en muy poco tiempo ese sobrecoste, además de aportar tu granito de arena en el medio ambiente.

Los ahorros anuales que podría obtener dependen de una serie de factores, incluido el tamaño de su familia, el lugar donde se encuentra el calentador de agua en el hogar e incluso el tamaño de las tuberías de agua y cómo se enrutan a lo largo de la estructura.

Según los expertos en evaluación de viviendas, el dimensionamiento excesivo de su calentador de agua puede ser un error que podría costarle al final.

No te limites a escoger lo que suena bien en función del precio y la comodidad ya que podría terminar siendo contraproducente en la oportunidad de aprovechar el equipo al máximo, conseguir el confort deseado y ahorrar dinero a largo plazo. Es por eso que enfatizamos la importancia de que investigues y escojas el calentador de manera correcta.

Comparación de calentadores de agua

Todos los calentadores de agua no se crean de la misma manera, y eso se debe a que hay muchas aplicaciones diferentes para diseñar y diseñar. Además de los calentadores de agua de alta capacidad, baja capacidad e incluso bajo demanda, habrá variaciones de cada uno que se apliquen a cada necesidad y presupuesto. Es importante comprender los diferentes tipos de calentadores de agua disponibles antes de comprar uno.

 

Calentadores de agua de almacenamiento convencionales.

Estos son los típicos “termos eléctricos” son  calentadores tipo tanque que calientan y almacenan agua caliente.

La gran ventaja de adquirir un termo eléctrico es que te ahorrarás la instalación de gas, olvidándote de posibles fugas y combustibles inflamables. La instalación es muy fácil y la adquisición de agua caliente es inmediata puesto que el termo eléctrico mantiene el agua a una temperatura constante, además el desembolso por la compra de un termo eléctrico suele ser inferior a otros equipos. Pero toda decisión a parte de ventajas, también conlleva inconvenientes y es que los termos eléctricos consumen mucha energía y la factura de la luz puede verse afectada.

Al ser un depósito, el agua caliente es limitada con lo que si no se realiza un cálculo correcto puede ser que en mitad de una ducha te quedes sin agua caliente, ya que una vez terminado el agua caliente debes esperar a que su resistencia interna vuelva a calentarla.

Calentadores de gas

Es uno de los más utilizados ya que consigue agua caliente ilimitada puesto que va calentando el agua de manera gradual y bajo demanda, motivo por el cual el ahorro con este tipo de calentador de gas está garantizado ya que sólo se mantendrá encendido en cuanto necesitemos el uso de agua caliente, no almacenan el agua caliente ni usan energía para mantener la temperatura así que no deberá mantenerse encendido durante el resto del tiempo, ahorrando en consumo energético.

Al ser además su combustible el gas, el consumo económico se verá reducido puesto que el gas es una de las energías más económicas.

Una de las desventajas es que deberás hacer correr el agua durante algunos segundos hasta que éste se caliente ya que el calentador de gas solo funcionará mientras el grifo del agua caliente esté abierto.

En definitiva, si lo que necesitas es conocer que tipo de calentador te resultará más rentable debes tener en cuenta que si bien un termo eléctrico la inversión inicial es menor, con un modelo de calentador de gas lograrás un mayor ahorro en las facturas de la luz