A parte de tener claro el presupuesto y la marca en la que confiamos el confort del suministro de agua caliente, uno de los primeros aspectos a tener en cuenta para elegir el calentador de gas es la instalación de la que dispone nuestro hogar.

Si tenemos claro que en nuestra vivienda hay una instalación de gas natural o queremos realizarla el siguiente paso es tener en cuenta las necesidades de nuestra familia.

Dependiendo del modelo el calentador podrá producir desde 5 hasta 20 litros de agua caliente por minuto, así que deberemos tener en cuenta las personas que viven nuestra casa y los puntos de agua caliente como el número de lavabos, duchas y fregaderos que pueden estar demandando agua caliente sanitaria.

Por ese motivo la capacidad del calentador es una de las características del aparato que dictarán la elección del mejor calentador para nuestro hogar.

A continuación, te mostramos una tabla de capacidades:

Una vez tengamos clara la capacidad, vamos a encontrarnos en el mercado distintos tipos de calentadores a gas según la evacuación de los gases que este genera al calentar el agua y que deben ser evacuados según las normativas:

Calentadores atmosféricos: (o de tiro Natural) Recogen el aire desde su propia ubicación y lo llevan hasta el exterior sin necesidad del uso de un ventilador

Calentadores de tiro forzado: incorpora un sistema de ventilación que empuja los gases al exterior asegurándose la correcta evacuación de los mismos.

Calentadores estancos: pensados para pequeñas estancias o espacios poco ventilados dónde el aire obtenido debe obtenerse desde el exterior. Incorporan dos tubos uno para la recogida de aire nuevo y el segundo para la expulsión de los gases quemados.

Sin embargo las Directivas Ecodesig y Ecolabelling que entraron en vigor el pasado 2015 cambiaban la legislación del mercado y obligaban a los fabricantes a dejar de fabricar a partir del 2018 y lanzando al mercado el único tipo de calentador libre de comercialización: el calentador Bajo NOx, calentador que no sobrepasa las emisiones de 56mg/kW/h

A pesar del cambio de normativa en el sector, los calentadores estancos se seguirán comercializando hasta finalización de existencias en fabricantes y distribuidores y se podrán instalar sin ningún problema.

La normativa de calentadores bajo NOx solo aplicará a la venta de dichos aparatos y no a los calentadores ya instalados por lo que no será necesario el cambio del equipo.